...HOLA,YO SOY MARÍA Y MI AMIGO SE LLAMA "BLO". CON ÉL COMENCÉ A DEJAR DE FUMAR Y HASTA HOY CONTINUAMOS CAMINANDO JUNTOS. ¿TE GUSTARÍA SABER CÓMO LO HE IDO LOGRANDO SIN ANSIEDAD, SIN CULPAS, SIN MAL HUMOR? ...

5 años después de dejar de fumar

5 años después de dejar de fumar
LÉEME DESDE EL PRINCIPIO SI NO TE GUSTA, ME MIENTAS LA MADRE, PERO TE ASEGURO QUE SI NO PRENDISTE UN CIGARRO EN EL "INTER" YA GANÉEE

BLO, MI CACHETÓN, MI COMPAÑERO EN ESTA AVENTURA

martes, 21 de julio de 2009

NUNCA OLVIDEN QUE SOY DE CARNE Y HUESO...


Amigos míos, les dejé en mi blog de "Ya no me quemo en el silencio" un mensajito, no tanto por ser el dia del amigo sino en señal de que los recuerdo y los amo en verdad con todo mi corazón.

Voy a confesarles algo...¡noooo no se me asusten!!!! ni me voy, ni he fumado y creo firmemente que no volveré a hacerlo en lo que me reste de vida (que espero sean mínimo unos 18 0 20 años más). Bueno el caso es que estas últimas semanas... para ser exacta, desde el mes de junio y lo que va de este julio, no me he sentido bien del todo; he estado haciendo un esfuerzo grande para no decaerme, y lo he logrado, la prueba está en que busqué cosas agradables para subir a mi amiguín, que me hicieran reír, pero el insomnio que se niega a dejarme, me está cobrando factura y alta y mi médico ya no sabe si recetarme algo o tirarme a la basura, jaja, bueno el caso es que me invitan a Tepic, Nayarit (que tiene cerca la playa de San Blas, o Puerto o Nuevo Vallarta que son hermosos); también me invitan a Torreón y a la Isla del Padre en Texas que es un mar hermosísimo...ahora bien, Tepic, me queda a muchas horas de camino, (ya se habrán dado cuenta que no me es tan sencillo subirme a un avión y no es por el miedo a matarme ahí, es el pavor de mis oídos que no solamente en mi luna de miel sucedió este problema que me dejó secuelas muy molestas, no, se presentó en muchas ocasiones en los aviones y en lugares muy altos, y ya no me es posible aventarme como antes, al menos si viajo lo hago bajo mi prpio riesgo de perder mis oídos por completo, tons les explicaba, que Tepic me queda muy lejos por carretera, 18 horas, muy pesado. Torreón me queda a 5 pero es polvoso, desierto y no tiene mar y la Isla que me queda a 6 horas...Creo, mis adorados que necesito tomar distancia de mi casa, ya que la situación está para volverse loco, y no quiero estar más loca ya; con la cantidad de locura que tengo estoy conforme créanme.

Serán unos pocos días, pero les aseguro (ya que yo no prometo jamás), que en cuanto regrese seguiré con mi historia y además a ver qué novedades traigo(primeramente Dios); porfitas, no quiero que me vayan a abandonar, yo trataré de buscar un ciber o algo para ponerme en contacto con ustedes; lo haré, para saber que están bien y saludarlos, pero porfitas, ténganme paciencia que en verdad esta María se está doblando como nunca en su larga vida (no por el cigarro), sino por una tristeza que se ha coludido con mi insomnio y no quiero que me atrape...

Los quiero mucho a todos, y no quiero perderlos, les mando un montón de besos a cada uno, y a mi Bloguín, pues lo dejo con "Cosa" para que no se sienta tan solito. Parece increíble, pero le he tpmado mucho cariño al cabrón, pues con él me desahogué y lo hago aún, de todas las pendejadas que de pronto traigo en la cabeza... pero esta vez, sobre todo en el corazón.

Les agradezco infinito la comprensión, y créanme, soy muy dura para doblarme, pero esta vez, no siento las fuerzas a mi favor.

Tengan unos lindos días, descansen de mí, yo les mando mis bendiciones y mi cariño desde acá, mi Monterrey de las montañas y si puedo desde el mar, que es ese otro amor en donde yo quiero un día, dormir y dormir y dormir, cuando mi Dios lo disponga...

Besos muchos, y bien gordos y confíen en mí, ¡NO VOY A FUMAR!, ESO LO TENGO BIEN CLARO Y AUNQUE PAREZCA UNA IRONÍA, DENTRO DE TODA ESTA TRISTEZA QUE ME ENVUELVE, EL NO FUMAR ¡¡¡ES MI ÚNICA ALEGRÍA!!!

María

Saldré tal vez el miércoles y permaneceré los días que aguante...pero espero verlos pronto, los amoooooooooooooooooooooooooo

sábado, 18 de julio de 2009

HISTORIA DE LA VIDA REAL - IV

La misa se fue en joda, los Niños Cantores (no de Viena por supuesto, no había para tanto) de la Ciudad de los Niños, no pudieron interpretar nada de lo que se habían ensayado (que hasta hoy día, me sigue doliendo ese robo que me hizo la vida), ya que el padrecito se aventó la ceremonia como si mi padre lo hubiera estado amenzando con una escopeta.

Al terminar la misa, los abrazos las fotos y la desgreñada, ya no es como ahora que la novia hulle hacia el salón para llegar impecable, noooo, en mis tiempos, tenías que tomarte una foto hasta con el perrito de la vecina que había ido a la misa solamente para mortificar a mi madre, por no haber sido requerida su presencia a la boda.

Llegamos al Club de Golf Valle Alto, donde se llevaría a cabo el civil y el festín... luego de varias (muchas varias) horas de espera por el juez que tampoco llegaba, los comensales se dirigieron al salón de fiesta y comenzaron sí, a “chupar” whisky y excuso decir cómo andaban luego de que el pendejo del juez a quien también se le olvidó agendar el compromiso, por lo que mi padre tuvo que enviar por él, me "cazó por fin. (Sigo preguntándome: ¿No serían señales y la muy pendeja no las entendí?)

En el “inter” de la fiesta, todo iba bien, el pastel se cayó, perotodo iba bien, con todo mundo bailé menos con mi padre, pero todo iba bien. Cuando lancé el ramo, fue a dar a las manos de mi prima "perro" (así nos decimos ella y yo, somos muy cariñosas) y como no traía liga para que la lanzara Roberto, lanzó el mismo ramo, que fue a dar precisamente a las manos del novio de mi prima "perro"...por supuesto que exactamente al año y cinco días tuvimos boda.

Cuando todo acabó, digo, la misa, el civil, la boda y la torna boda que se llevó a cabo en el jardín de mi casa. Mi papá me tomó de la mano y me jaló hasta el interior; abrió la puerta del estudio y me dijo entre compasivo y divertido: “Esto es lo que te espera, Chaparrita, comienza a armarte de paciencia” y soltó una risita al tiempo que extendía el brazo señalándome a Roberto tirado sobre la alfombra, con la boca abierta bien dormido. Me sonreí apenas, la verdad me espanté, mi padre tenía boca de profeta. Ni rastros del Roberto al que yo le había jurado horas antes amor eterno a pesar de mis convicciones, la verdad, la verdad, cruzando los dedos de la mano izquierda por atrás de mi espalda pues como se lo había dicho a mi madre, yo soy como los colibríes que me gusta probar la miel de otras flores... el futuro es impredecible y nunca me ha gustado ni jurar ni prometer salvo esa ocasión.

Esa madrugada, como era la costumbre, mis padres y yo despedimos hasta el último de los invitados, Roberto se había retirado con sus papás a su casa… ¡síiiii!!! ¡a su casa!!! ¿genial, nooo??? Y yooo, dormí en mi cama de soltera ofrendándole mi inmaculada virginidad y los restos de mi identidad real... nunca más volvería a ser la María que soñó y durmió por tantos años en aquella habitación y en aquel lecho que me acogieron por última vez , había comenzado a ser la misma pero con otro nombre, con otro hogar, con otro futuro tan incierto como la vida misma.

Al día siguiente nos alistamos para salir al aeropuerto donde tomaríamos el avión hacia Mérida y Cozumel. El vuelo salía a las 6:00de la tarde pero por un desperfecto de la nave, salimos a las once de la noche. Como en los años 70 no había vuelos directos, llegaríamos primero a Veracruz, sin bjarnos del avión, claro, y para llegar a nuestro destino haríamos un vuelo de tres horas y media en total tomando en cuenta el tiempo de la escala en Veracruz, y fue ahí que se presentó el primer contratiempo.

Al bajar el avión a la pista de aterrizaje, estaba asotando una tormenta tropical por lo que todavía se alargaría más nuestro retraso; no recuerdo cuántas horas o minutos estuvimos ahí, solo que las palmas se doblaban hasta tocar el asfalto y que el avión se movía como cuando comienza a tomar pista para elevarse. Al cabo de un buen rato, se nos anunció la salida hacia Yucatán y todo iba bien, hasta que… ¡fum!, se me reventó un oído y era tan fuerte el dolor que quería correr y aventarme desde las alturas.

La aeromoza, me trajo un vaso de fom con una servilleta mojada en café caliente para que me lo pusiera a forma de orejera tratando que el vapor aminorara mi dolor pero al llegar a Mérida, en el momento de ir descendiendo para el aterrizaje,,, ¡fum!, se reventó el otro, el dolor se tornaba insoportable y yo sin un analgésico a la mano. La hora de llegada, que en un principio sería a las nueve de la noche, se convirtió en las tres y cuarenta de la madrugada así que ni una farmacia abierta ni un servicio de hospital, era todo un desmadre reverendo, pero no conformes con todo esto al llegar al hotel ¡OH! sorpresa...¡no teníamos reservación!, la habíamos perdido por el retraso y no había en toda la puta ciudad un solo hotel de verse que tuviera habitaciones disponibles; plena luna de ¿miel? primera noche "al fin solos"...dentro de mí se ahogó un grito desgarrador y lastimero, en medio de un remolino de pus, de un dolor insoportable, sordera, sueño, cansancio, odio y "extrañitud"...Mamáaaaaaaaaaaaa.

¿Quieren que les siga comentando? ustedes mandan ¿oki? viene algo que ahora me parece gracioso, pero en ese momentoooo me quería morir. Puedo detenerme aqui, y luego sigo con otras cosas, así que no se mortifiquen ¿oki? sé que esto no tiene nada qué ver con no fumar para muchos, pero para mí síii, ya que escribir sin fumar, me da una sensación de fuerza, satisfacción, y empoderamiento tremendos, además de que mi blog, repito, es de otro enfoque, y bueno, ustedes dicen la última palabra, faltan algo así como cuatro anécdotas más y voy a agregar unas fotos...claro que estoy recortando narración no vayan a pensar que les voy a poner todo el libro, jaja, no pretendo narrar mi vida aquí, ¿okey?

Bueno les dejo un besote y que tengan un lindo fin de semana, pórtense mal y cuídense bien.


viernes, 17 de julio de 2009

HISTORIA DE LA VIDA REAL - III

Efectivamente el día estaba hermoso, mi atuendo de novia lucía libre de saco, estola o "pashmina" para cubrirme del frío. Habíamos llegado puntuales a la iglesia Del Santo Niño de la Salud (vaya nombre). Después de tanto ajetrearse mi pobre madre (quien partía plaza con su garbo) todo había salido bien (al menos hasta el momento del arribo a la iglesia), por tal razón, yo siempre digo: “No te afanes tanto si lo más seguro es que no pase nada...” bueno por ahí va la reflexión, el caso es que yo, llegué radiante, Roberto con su exagerada delgadez, se veía guapísimo con su frac; qué inocentes estábamos de lo que sucedería más tarde.

En los primeros escalones para entrar al templo estaba mi padre; como todo un caballero, recibía saludando de mano a cada uno de los invitados que iban llegando a la misa…lucía tan apuesto, pero por nada del mundo no lo hice que se retirara los lentes de sol, yo sabía la razón, y le respeté su decisión, pero deseaba tanto verme y perderme en el cielo de su mirada tierna y apacible la que de repente desviaba por el rabillo de los lentes para buscarme y yo lo presentía y me escabullía entre la gente para encontrarme con él a la distancia.

Nos cruzábamos las miradas con gritos de “te amo”. Yo le sonreía con mi bocota arrugando toda la cara pero en cuanto mi madre me vio, inmediatamente me apretó el brazo diciéndome entre dientes: “No hagas esos gestos que te ves fea, te vas a arrugar muy pronto, Prieta, y se te va a correr el maquillaje…te ves tan hermosa, m'hija… se llegó ¿no?" —Dijo con sus ojitos llorosos, sin poder desbaratar el nudo de su garganta; las dos hacíamos esfuerzos por no llorar, la verdad yo no sentía ganas de soltarme chillando porque me casaba sino porque ya nunca más regresaría a mi casa con ellos que eran mi adoración. Además, debo confesar que me dolía y mucho, que a partir de ese día: No más chofer, no más mucama, no más cocinera que me llevara el desayuno a la cama los fines de semana, ni mozo ni nadieeee, solamente mis manitas y yo y eso por supuesto que era una razón de mucho peso para llorar ¡qué no!

Las horas transcurrían y la gente comenzaba a desesperarse. El anciano sacerdote que nos iba a casar, había olvidado su compromiso de ese día y no había otro que estuviera a la mano para llevar a cabo la ceremonia. Fuera y dentro de la iglesia reinaba un ambiente de pesimismo, mientras mi madre caminaba de un lado a otro sin parar de hablar (como siempre) ni dejar de observar el reloj.
— ¿A qué hora era la misa? —Preguntó alguien a quién no puse atención.
—A las doce en punto y casi son las dos —dijo mi hermana algo preocupada.
— ¿Y para esto me levantaron tan temprano? —pensé refunfuñando, dándome la vuelta para ir a fumar un cigarro a escondidas de mi papá (el ayuno se había tornado demasiado prolongado, ya que como íbamos a tomar la comunión, no tomamos alimento luego del desayuno de las ocho de la mañana), di una zancada hasta donde la "línea A" de mi vestido me lo permitió cuando casi choco con un sacerdote que entró de prisa a la sacristía...al verme me dijo muy firme al oído: “De que sales casada de aquí, sales casada, de eso me encargo yo”…

Ya murió... Dios lo haya perdonado.

(continuará)

No se me desesperen, tengo que llevármela de a poquito porque si no sale muy larga la entrada, tampoco cran que les voy a aburrir quiero compartirles todas mis peripecias que están de no creerse en una luna de miel, pero tenía que exponerla bien, yo como escritora, aunque no sea buena, no me puedo dar el lujo de escribir al ahí se va cuando de narrativa se trata ¿okas?


miércoles, 15 de julio de 2009

HISTORIA DE LA VIDA REAL - II

— ¿No te has levantado aún, María Gracielaaa? Es por demás contigo, a ver si Beto no te rumba de volada regresando de la luna de miel —me sentenció mi má chisqueando los dedos (eso era muy común en ella, además de hablar y hablar, como siempre).

Era tanto el cansancio que abotagaba mi escultural y aún no estrenado cuerpo (porque como lo recalqué alguna vez en otro de mis escritos: “me casé estúpidamente virgen”), así que volví a dejarme caer sobre el colchón escondiendo mi cabeza de nuevo bajo la almohada que ya se había tornado fría y había perdido su ricura; pero algo se había quedado como una rondana dando vueltas en uno de tantos tornillos de mi trastornada cabeza; medio que se había esfumado mi letargo al encender mi madre el foco de mi memoria, pero el sueño y la flojera se habían apoderado a tal grado de mí que me dejé apapachar por ellos…suspiré profundo de nuevo sin despabilar la curiosidad del todo, asomé un ojo buscando a mi mami quien con las manos en la cintura, tamborileando un piecito movía constantemente la cabeza frunciendo a tal magnitud el entrecejo que me pareció ver la réplica exacta del Cerro de la Silla con todas sus ondas en su carita desfigurada a causa de mi indolencia.

— ¿Quién rayos inventó las bodas, má? —le pregunté con marcada angustia, recargando la barbilla en mis manos, tirada boca bajo sin trazas de querer levantarme. Ella me lanzó mil dagas con la mirada para matarme, pero por fortuna ninguna dio en el blanco (o séase yo).

El chanclear de las pantuflas y las advertencias de mamá que salió como loca (esta vez sin golpear la puerta), se escuchaban con eco en el abismo profundo de mis trompas de Eustaquio. Mamá solía hacerme esto desde niña, me alteraba tanto con sus apuros que me hacía sentir como si me metiera un cohete por la cola cada mañana para ir al colegio y para cuando acordaba yo, ya estaba sentada en mi pupitre todavía dormida, levantando la mano para hacerme presente sin esperar escuchar mencionar mi nombre.
Lo que mi madre linda no se planteó ese 22 de noviembre era que no le darían resultado sus aspavientos, primero porque ya no lidiaba con una niña de ocho años y segundo, yo quería seguir dormida, así que volví a arrebujarme entre mis colchitas, pero no duró mucho el gusto, ella volvió a entrar a mi cuarto y arrebató drástica mis cobijitas.
—¡¡Acabaste con mi paciencia!!
—Máaaa, que me haces sentir que estoy encuerada frente a 235 ojos libidinosos, no me hagas estoooo…podrías decirme tiernamente que me levante y yaaa.
Doscientos treinta y cinco ojos…¡los ojos van en pares!…veo que de nada te sirvió ir a ese colegio tan caro refunfuñó jalándome del brazo.
—Bueno, es que uno de tantos era tuerto…yaaa no te enojes, máaaa trato de relajarme y relajarte, pero no te dejassss; ya voy a ser buenita, además no es tan tarde... quítate lo histeriquita, que te ves fea ¿si? y luego dicen que soy igualita a tiii y yo soy pura alegría como dice papá...¿él está triste, verdad, má? No ha venido a preguntarme cómo amanecí. Mi madre apretó los dientes en señal de estar haciendo un esfuerzo por no aflorar sus sentimientos, pero yo todos los gestos de ellos dos y aun las escondidas de mi padre, me las conocía muy bien.

Me levanté arrastrando los pies, mi madre me empujaba al baño; la miré con un ojo, dejando caer mi pesada cabeza sobre su pecho.
— ¡Qué barbaridad!, Mary, si te viera Roberto, te manda volar y una cosa te digo, salida la mercancía, ya no se admite devolución y menos si ya se usó —dijo con picardía tratando de reír—, y no quiero pensar lo que dirían mis compadres si te miran con esta facha el día que te casas con su hijo, ellos tan propios que son y el pobre de Beto ni se imagina la fichita que se va a llevar —sermoneaba sin parar de hablar, como siempre, zarandeándome tratando de despertarme por completo. Iba a preguntarle algo muy importante para mí, pero ya no me dejó, algo que nunca más recordé, tal vez no era tan importante o tal vez lo bloqueé para no volver a pensar en él —. A ver, quítate la pijama y metete al agua, niña cebuda, el día está tan hermoso… tienes suerte, prieta fea, —me dijo esbozando una tierna sonrisa, y pude ver en sus ojitos como centellaban dos lágrimas que trató de no dejar caer, nos habíamos prometido no llorar, así que levantó la cara airosa, con ese porte que la caracterizaba y dándome de coscorrones y empujándome hacia la regadera terminó de decirme:
—En pleno noviembre y parece un día de primavera…anda, anda, y lávate bien esa cola —dijo por tratar de disimular, pero ni así pudo ocultar la emoción y la nostalgia que llenaban su corazón por la última de sus hijos que emprendía el vuelo abandonando el nido para siempre.

—Má ¿que mi novio no se llama José y por mote le dicen “Pepe el güero”? No sabe lo que se perdió el muy...yo que soy una castañuela y un estuche de monerías, ¿verdad, má?
Le arranqué esa risa que yo quería ver dibujada en su rostro y amenazándome levantando el brazo, salió moviendo la cabeza; yo sabía bien lo que iba pensando... y lo que iba sintiendo...

Cerré el cancel de la regadera y me metí bajo el agua tibia dejando que se esfumara la imagen de mi madre en mi pensamiento...sin dejar de pensar en voz alta comencé a lavarme la cabeza:
—Hoy me caso… hoy me caso…hoy me caso… ¿HOY ME CASOOO?? ¿Pero en qué puto momento preparé yo una boda? Seguramente sueño porque yo, María Ayala, la que siempre ha dicho que las bodas apestan, ¿casada, y para toda la vidaaa, tirando por la borda mi valiosa identidad? Algo me dieron sin que yo me diera cuenta, segurito...O sea que no volveré a ser María Ayala, en otras palabras, en unas horas más seré para el resto de mi vida… ¿MARÍA CANTÚUUU?
¡MAMÁAAAAAAAAAAAA!!!
(continuará)



martes, 14 de julio de 2009

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Este hecho real de mi vida, me trae muchos recuerdos gratos, y aunque pudiera verse algo fantasiosa, no lo es, todo lo que narro es totalmente verídico, por esa razón fue que un día creí pertinente escribirla; ni siquiera los nombres fueron cambiados porque no hay necesidad de proteger a ningún inocente, la única era yo, y a estas alturas, ya para qué, jaja. Aquí está pues, la primera parte de lo que sucedió...


"EL DÍA DE MI BODA"


Noviembre 22 de 1973. 6:00a.m.


Me desperté por instrumentos, no había pegado el ojo en toda la noche y vine quedándome dormida poco antes del amanecer; quise hacer un esfuerzo para recordar la razón que espantó mi sueño, pero fue inútil, tenía borrado totalmente el cassete de lo qué hice o en qué pensaba mientras no dormía.

Me resitía a salir de mis colchitas calientitas y ver la luz del sol que se asomaba apenas: “¿Por qué el día tiene tantas horas para andar despierto y la noche sólo ocho para dormir? —Pensé azarosa golpeando imaginariamente a la costumbre o más bien a mi reloj biológico—. Es una abusión para el ser humano dormir tan poco luego de diez y seis largas horas de jornada…bueno, ocho de trabajo duro y productivo —continué cavilando haciéndo mis cálculos—, pero ¿acaso no es cansoso llegar de la oficina, bañarte, salir con el novio, co...mentar "poquito" con él,lo que hiciste en el día, caminar en lo oscurito, co…cinar "una probadita" para que no se vaya sin cenar, platicar… subir y bajar los calzones… ¡para hacer pis antes de dormir, por supuesto! Lavarte las manos, los dientes, limpiarte la cara, ponerte pijamas y ver la televisión? ¡Claro que lo es!, si tan solo repasar mentalmente todo eso me ha dejado agotada, y pensar que lo hago a diario".
Como nubes en joda, todos estos pensamientos, envueltos entre la melancolía y la modorra, mientras yo me aferraba fuerte a mi osito de peluche para amortiguar el frio, pasaban por mi desgreñada “calabaza” que continuaba debajo de la almohada evitando que la luz lastimara mis ojos, fue en ese momento que comprendí la apatía de las avestruces... estaba yo, viendo para dentro de mí la emplumada cola de una avestruz que escondía su cabeza, cuando abruptamente se abrió la puerta de mi dormitorio; salté en chinga con el corazón que se me quería salir por la boca, y al volver a caer en mi cama vi a mi mamá entrando como un torbellino (sin parar de hablar, como siempre), levantando a su paso el desastre universal que estaba regado por todos lados: Cajas de regalo, velos, velices, zapatos, cosméticos y ropa, ropa, ropa, ropa…¡mucha ropa!…


— ¡Niña que ya pasan de las seis!!! ¿Cómo puedes estar dormida en este día?? Licha no tarda en llegar para comenzar a arreglarte…luego vendrá Beto con Jaime para las fotos en el jardín y de ahí al estudio de fotografía… ¡el tiempo vuela!, para cuando acuerdes será hora de estar en la iglesia…¡anda, apúrate! —gritaba mi madre sin parar de hablar (como siempre); la cabeza me retumbaba, yo quería seguir dormida, ¿desgane o presentimiento? (más tarde lo descubrí).

— ¿Licha? ¿Qué Licha? ¿Y a qué hay que ir a la iglesia tan temprano? —Pregunté rascándome la cabeza sin salir de mi aturdimiento.
— ¡A la boda! —exclamó mi madre haciendo aspavientos con los brazos.
— ¿Quién se suicida en invierno y a plena luz del día? —pregunté abriendo mi bocota en un rico y relajante bostezo.
—¡Tú, desmemoriada,!!!! ¡Te casas tú!
— ¿Yoooo, con quién? Si yo odio las bodas mamáaaa; mira…sea quien sea el méndigo suertudo que se quiso pasar de listo, dile que me busque el año que entra y “pue” que le diga que sí siempre y cuando no me obligue a ir a un altar a jurar y perjurar que lo amaré hasta que la muerte nos separe, porque yo soy como los colibríes mami, me gusta probar la miel de otras flores.
Mi madre se tapó los oídos entre la angustia y las ganas de ahorcarme, mientras yo seguía como merolica:
—Y menos ante un juez a leerme la estúpida y aburrida epístola de Melchor O. Campo, que está más obsoleta que mi osito de peluche con el que dormía cuando tenía 5 años…por cierto, ¿dónde quedó, má, no lo habrás tirado, verdad?.. ¡ah! pero aclarale al susodicho que no me busque en invierno ¿eh?…que ya de por sí lo aborrezco, imagínate lo que no lo odiaré si me “cazan” en esa estación.


Formulé tres respiraciones profundas, conté hasta diez y listo, la paz volvió a mí.
—Má, ya en serio, ¿dime dónde dejaste a mi osito Martínez?
Salió dando un portazo tan estruendoso que cimbró toda la casa, bociferando cosas que no entendí pero debieron ser feas, ya que mi padre, que siempre fue correcto para hablar, le llamó la atención severamente.


(continuará)

martes, 7 de julio de 2009

NUEVO INQUILINO

¡Cómo te va con tu nuevo inquilino, Bloguín!!!!! se me hace que tu ratón se está enamorando de mi "mouse" porque cada vez que lo acerco, se le vaaaaan los ojitos...jajajajajaja.

Cuídalo ¿eh? con tu mouse clikeale para que baje su comida, él sabe lo que tiene qué hacer y que no sepa yo que lo abandonas a su suerte o lo descuidas porque te cambio por él, y ya te veré dando vueltas y vueltas en esa rueda y sin comida ni agua, Chato, así que, aguzao ¿eh?

Y AHORA...¿QUIÉN PODRÁ SALVARME???



REMODELACIÓN TOTAL!!!!! JAJAJAJA, No te quejes, Chato, fue consejo de mis amigas Flor y Eli, así que azótate con la "marmaja" y sigue comiendo, es la única manera de mantenerte calladitoooo, jajajaja



sábado, 4 de julio de 2009

NO FUMAR-BLOG...HACE SEIS MESES NACISTE PARA CAMINAR CONMIGO EN ESTE PROYECTO.

¿Creíste que te me ibas a olvidar, cachetón??? pues no, fíjate, lo que pasa es que mi suegrita está malita y no he podido venir con frecuencia, total que no me falta ¿verdad?, pero bueno, aquí te dejo todo mi apasionado amor, Bloguín, ya lo sabes, papacito: tragón, baquetón, maleducado y todo, ¡ME TRAES DE UN ALA, CHATO!!!!
¡Qué tanto no te amaré, que por ti y contigo...¡dejé de fumar!!!! jaja, te amooooo

¡FELICIDADES!!!!




viernes, 3 de julio de 2009

QUE SIGA LA FIESTA...

QUE NUNCA ME IMAGINÉ QUE YOOOOO, MARÍA AYALA, LA FUMONA EMPEDERNIDA QUE JURABA QUE NO DEJARÍA DE FUMAR NUNCA Y QUE LO MÁS QUE AGUANTABA ERAN UNAS HORAS SIN CIGARRO...!!!¡ESTOY FESTEJANDO SEIS MESES SIN HUMOSSSS!!! ¡ES GENIALLLLL!!!!! Y MÁS GENIAL CÓMO ME SIENTOOOO, OKEYYY, ME SIENTO COMO NUEVA Y COMO CON 10 AÑOS MENOS,,, ¡AH QUE SÍII!, O SÉASE PA' QUE ME ENTIENDAN MEJOR: ¡¡¡¡ME SIENTO A TODA MADREEEE!!!! Y...
QUE SIGA LA FIESTAAAA, PUES COMO DICE MI AMIGA SUSU: POR AQUÍ PASAMOS UNA SOLA VEZ, Y HAY QUE PASAR FELICES Y LIGEROS, SIN REMORDIMIENTOS, Y LIBERADOS DE UNA ESCLAVITUD,,,ROMPÍ MIS CADENAS, Y POR MIS QUE NO VUELVO A CAER, COMO QUE ME LLAMO MARÍA.


¡¡¡¡SUSU Y YOYITAAAAAA!!!!

¡ÓRALEEE, UNÁNSE A NOSOTRAS, ¿QUIÉN LE ENTRAAAA????









miércoles, 1 de julio de 2009

NO FUMAR, MEJOR BAILAR

Acomódense como vayan llegando, la fiesta va a durar muchos días.




¡GRACIAS MIS ADORADOS, NIETA Y ALEX!!!!

Pues les diré que mi padre constantemente me regañaba (cuando era niña y ya adulta incluso) porque decía que era demasiado testaruda, pero terminaba siempre dándo el enfoque correcto y creo que lo escucho a diario: "May,me preocupa que seas tan testaruda, pero sé muy bien, que algún día, esa testarudez te va a servir para algo muy importante en tu vida"

Y héme aquí, demostrando que no se equivocó. Creo que también el combinar mi temple con mi sentido del humor ha sido algo, además de atinado, la mejor revoltura de mi vida, jaja.

Besos y gracias por continuar acompañándome en el camino, Alex, Nieta, aquí si puedo decirles a mi estilo:

¡¡¡¡¡LOS QUIERO UN CHINGOOO!!!!!

María



ESTÁN INVITADOS, VENGAN A FESTEJAR CONMIGO MI SEXTO MES...¡SIN HUMOS!!!












ADELANTE, ESTÁN EN SU CASA TODOS ESTÁN INVITADOS.





ME GUSTAN:

POETAS

POETAS
JAIME SABINES

PABLO NERUDA

MARIO BENEDETTI

TENIS DE BOTITA jaja, ni al caso, pero me encantan

Y ESTE ES EL MEJOR DE TODOS ¡QUE SÍII!

Y ESTE ES EL MEJOR DE TODOS ¡QUE SÍII!
PEDRO INFANTE

CORRIDO DE MONTERREY- con el amor de mi vidaaaaa.

Y DIGAN LO QUE DIGAN,COMO ESTA GALANURA...NAAA

DE CUANDO ESTUVE LOCA...

DE CUANDO ESTUVE LOCA...
Sólo que la locura no se me quitó